Ir al contenido principal

"Si quieres ir deprisa, ve solo; si quieres llegar lejos, ve acompañado"

Me gusta este proverbio, lo aprendí el viernes y me sirvió para darme cuenta de que cuando uno no avanza solo, quizá sea hora de avanzar acompañado. Y me he hecho socia de AECOFAM que se dedica a algo tan amplio y tan necesario como el coaching dirigido a la familia en cualquiera de sus implicaciones.
Me parece una idea maravillosa y aunque todavía no sea capaz de ver toda la extensión de lo que significa, sé que se trata de un proyecto magnífico del que seguro aprenderé muchísimo y que me aportará grandes experiencias tanto en dar como en recibir.
¡Enhorabuena a sus impulsoras!

Comentarios