Ir al contenido principal

A mi edad, no...

Fundación Promete
¿Qué quieres hacer?
He oído muchas veces esta creencia que parece incapacitarnos para un sinfín de actividades o experiencias en nuestra vida a partir de una determinada edad, cada uno elige cuál para que le sirva de excusa.
A mi edad, que paso del medio siglo, no entiendo por qué debo dejar de aprender de mil y una cosas que todavía me quedan por experimentar.
No hace tanto comencé a bailar, no hace tanto cambié mi vida completamente saliendo de la zona de confort para entrar en la de pánico (así la llaman, pero debo decir que nunca me he divertido y disfrutado tanto como desde que estoy en ella), hace poco que aprendí..., hace poco que empecé...
De eso se trata, según mi teoría, que seguramente no será nada mía, estamos en esta vida física para vivir una experiencia humana extraordinaria, única y genuina, y parece que se nos olvida en cuanto pisamos el suelo.
Pues aquí va el reto, no dejes de experimentar, disfrutar, vivir el presente y ser feliz probando cosas nuevas como si el tiempo de que dispones (que de hecho así es), fuera limitado.
Y es que a mí no deja de sorprenderme esta bendita vida, acabo de hacer un voluntariado como coach en el campus de Madrid de la Fundación Promete, toda una experiencia como voluntaria y como partícipe, además sin parangón, de la maravillosa propuesta Promete, La educación del ser, un nuevo lenguaje en el mundo educativo, un nuevo paradigma de enseñanza y aprendizaje desde el interior.
De aquí me llevo tanto, he disfrutado tanto y hemos compartido tanto, que el cansancio (mucho para mí) se disuelve entre lo extraordinario.
Por todo esto, no puedo más que estar agradecida a la vida porque pone delante de mí (y de todos nosotros) innumerables experiencias, es incansable en esto, y no tiene en cuenta si te pilla con 20 ó con 70 años, sólo depende de ti, si aceptas o no, si te lo permites o no.
Así que abre bien los ojos, hay todo un mundo de oportunidades delante, a elegir, adecua como mucho la experiencia a tu momento vital, pero no dejes de vivirla.
No tenemos tiempo que perder, ve y disfruta. Si no ahora, ¿cuándo?


Comentarios

  1. Buena reflexión, gracias por compartirla. Yo también me encuentro con esta excusa/creencia de la edad, entre otras.
    Permite que comparta contigo una cita qeu me gustó en su día y que aplica bastante a este tema: "viejo es el que tiene más recuerdos que ilusiones". No sé de quién es.
    Te felicito por tu blog, ¡sigue así!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, Conrado, y por compartir esa magnífica cita.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario