Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

¿Comprendes ya que eres 100% responsable de tu vida o sigues buscando al culpable?

Hace poco escuché que una persona responsabilizaba al gobierno de su sobrepeso. Me impresionó mucho tal afirmación porque además estaba cargada de razones que avalaban dicha conclusión.
Quizá resulte más cómodo insistir en la responsabilidad de los otros sobre nuestras propias vidas, pero también es cierto que así cedemos todo el poder sobre nosotros mismos.
Cuando escucho este tipo de comentarios, recuerdo haber utilizado este método hace años hasta que aprendí a preguntarme sobre qué podía hacer para cambiar, mejorar o trascender las situaciones que no me gustaban de mi realidad.
Con la práctica de esta estrategia, me di cuenta de que al final llegaba siempre al mismo sitio, tenía capacidad de elección en todo, cuanto menos, en la forma en que interpretaba los hechos.
Viktor Frankl lo narra de la forma más bella en el contexto más atroz imaginable en su obra El hombre en busca de sentido.
Y sí, comprendí que cuando nos sentimos marionetas del destino y a merced de los vientos, siem…

Sofisticadas formas de esclavitud

Me llama sobremanera la atención que hayamos admitido como sociedad y con naturalidad algunos comportamientos que las tecnologías favorecen.
Observo con esperanza porque detecta esto mismo y lo hace público, la campaña que aparece en televisión sobre el control que algunos adolescentes ejercen sobre sus parejas y que utilizan el móvil como gran aliado.
Conozco algunos ejemplos que me parecen tan espeluznantes como éste procedentes en este caso de padres que necesitan controlar a sus hijos.
Padres que conocen las claves de los perfiles de sus hijos y los espían entrando en sus redes sociales o con perfiles ficticios haciéndose pasar por amigos. Gente que controla los movimientos de otras personas con el peregrino dato de ver la hora de la última conexión al whatsapp o que rastrea dónde están los otros en cada momento a través del móvil, por citar sólo algunas formas de seguimiento que permite la tecnología hoy día a pie de calle.
Yo me pregunto, ¿para qué necesitas saber si esa person…