Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2016

¿Cuál es tu propia definición de éxito?

Sí, la tuya, y sólo tuya.
¿Has hecho este ejercicio alguna vez? Si la respuesta es afirmativa, enhorabuena, es muy probable que tu vida sea un reflejo de esa definición o le falte poco para serlo. En caso contrario, también es muy probable, que tu vida ideal diste más de lo deseado de tu vida real.
Tanto en un caso como en otro, te propongo el ejercicio de definir o actualizar tu propio éxito, con honestidad.
Una de las limitaciones más abrumadoras que me plantean muchos de mis clientes (y también lo fue para mí hace algún tiempo), no era no alcanzar objetivos, tampoco no satisfacer ciertas necesidades o no obtener algunos logros, sino no tener claridad ni foco en qué nos hace especialmente exitosos a nuestros propios ojos.
Es esa falta de claridad la que nos impide avanzar en muchas ocasiones, no sabemos exactamente qué queremos y por extensión, no centramos nuestras acciones y nuestra intención vital, nuestro propósito, porque nunca nos hemos parado a definirlo según nuestro mapa d…

El desapego material me abre a la abundancia y el desapego emocional, al amor incondicional

Ayer escuchaba a Laín García Calvo hablar acerca del miedo y cómo éste nos bloquea a la hora de conseguir nuestros objetivos, aunque lo que deseemos sea aquello que precisamente más anhelamos, encubriendo así un miedo oculto a no conseguirlo que nos aleja del logro.
Efectivamente, estoy totalmente de acuerdo con él y su planteamiento. Cuanto más deseamos algo, más nos apegamos a ese preciso resultado, alimentando interiormente un miedo excesivo a no lograrlo.
Por ello, me doy cuenta desde mi propia experiencia de que mi mejor recurso es la concentración en mi objetivo sin apego al resultado.
Pido y lo dejo estar para que venga cuando sea elaborado el mejor momento. Suelto la necesidad de que sea de una única manera en tiempo y lugar el cómo deseo obtenerlo.
Así consigo revertir la perspectiva y observo cómo trascendiendo el apego material, me abro a la abundancia ilimitada que hay por todas partes a mi alrededor y tras el desapego emocional, entro en el amor incondicional.
Sólo porqu…