Ir al contenido principal

Nos sentimos como pensamos

Me he dado cuenta de que últimamente no me encuentro muy bien, son pequeñas molestias, pero incómodas... También me he dado cuenta de que últimamente pienso mucho en negativo, no siempre, pero bastantes veces, y he llegado a la conclusión de que son mis malos o improductivos pensamientos quienes me debilitan y hacen que la enfermedad o las molestias entren en el día a día.
Antes pensaba que al encontrarme mal, los pensamientos se volvían oscuros y sintonizaban con el malestar. Hoy sé que si pienso mal, mi energía se debilita y puedo enfermar.
¿Qué puedo hacer? Se me ocurre vigilar activamente mis pensamientos para ser más productiva y sobre todo mucho más positiva para generar bienestar.

Comentarios