Ir al contenido principal

El poder de una creencia colectiva

Que las creencias se convierten en patrones automáticos internos, no es nada nuevo, que si son muy inconscientes nos convierten en robots, tampoco, pero que sabiendo todo esto y experimentando malestar por ello, sintamos que no podemos hacer nada y que nuestro destino a estas alturas será el que la mentalidad colectiva determine, se convierte ya en un querer mirar para otro lado e insistir en nuestra pequeñez adquirida a pesar de tener en nuestras manos recursos suficientes para discriminar lo que queremos dejar entrar o dejar por fuera de nuestra vida.
Eso que llamamos responsabilidad 100% de nuestra creación vital, de traer, practicar y reivindicar nuestro brillo, nuestra grandeza y alejarnos de un viejo paradigma que se cae a trozos sí o sí, aunque no lo queramos ver o se empeñen en que no lo veamos.
Por ello, insistamos en nuestra naturaleza, en nuestro ser y si ha de ser algo colectivo con fuerza máxima, que sea la expresión de nuestro poder innato, no de nuestro adocenamiento.

Comentarios