Ir al contenido principal

La pereza que nos distrae

Este concepto es relativamente nuevo para mí. Se trata de una acepción diferente del significado de la pereza.
Es una estrategia más, tan poco útil como inadaptativa en mi opinión, que nos instaura en un plano de estar tan ilusoriamente entretenidos en cualquier faena que parecemos productivos sin serlo, sólo por el mero hecho de estar distraídos u ocupados.
En mi caso, descubrí una estrategia inconsciente que se ponía en marcha cuando me ocupaba de mis propias necesidades. Se trataba curiosamente de una mayor intensidad del trabajo habitual y, mientras me decía a mí misma "ahora no puedo, estoy muy ocupada para pensar en eso", conseguía rebajar la tensión y la pereza que me producía el bloqueo de la toma de decisiones importantes, sabedora, por otro lado, de que la urgencia ya no daba margen a la dilación.
No se trataba de no hacer nada, la pereza en estado puro, sino todo lo contrario, era hacer más de lo que no deseaba realmente para estar absorta y dejar pasar tiempo, esto es, para estar distraida, inconsciente en la rutina y dejarme llevar.

Comentarios