Ir al contenido principal

Vaya, ¡qué cosas tan sorprendentes pasan!

Sí, me sorprende en general la magia de cada día.
Me sorprenden sucesos y sincronicidades curiosas que en realidad nos indican que la casualidad no existe.
Me gusta disfrutar del hecho de pedir con la mente abierta y descubrir cómo se interpreta esa petición y me vuelve elaborada.
Una revista ha querido regalar mi libro en el lanzamiento de su especial sobre Educación Internacional.

Aquí el enlace.

Comentarios